El derecho a crear una moneda es un derecho humano fundamental

moneda_social_el_magacin

Foto tomada de elmagacin.com

Caí en la cuenta de que no hay online una versión en castellano del petitorio Tim Jenkin, el creador del Community Exchange System de Sudáfrica, para que se reconozca a la creación de dinero como un derecho humano. O sea, que deje de ser un privilegio de los bancos y los gobiernos y así  los ciudadanos puedan recuperar la soberanía financiera. Heloísa Primavera publicó una traducción en su libro “Futuro son fronteras. Monedas sociales y otras urgencias de nuestro tiempo“, (Ed. Biblioteca Permacultura). De modo que decidí publicar esta traducción a fin de que este documento sea más conocido entre las personas de habla hispana y así también podamos suscribirlo. Así es que acá les dejo el petitorio. ¿Qué opinan de su contenido?

Toda persona que ofrece bienes, servicios o simplemente su propia mano de obra tiene derecho a crear una moneda. El derecho a crear una moneda es universal, inalienable e indivisible -el ejercicio de este derecho no requiere la sanción de los gobiernos u otros terceros, ni puede ser prohibido por ellos.

Hoy en día, todos los niños saben que es la cigüeña es quien trae a los recién nacidos. Pero, ¿quién es, de hecho, el que trae el dinero al mundo? ¿El banco, tal vez?

El dinero moderno es esencialmente el equivalente a los vales para un servicio – no es el dinero en sí mismo lo que tiene valor, sino lo que se puede obtener con él. En el pasado, lo que realmente se podía obtener por ello era suministrado por el banco: el dinero era un vale de oro que se guardaba en la cámara acorazada del banco. A esto también se le llamó respaldo en oro.

Pero el dinero de hoy funciona de manera diferente. La contraprestación que dio valor al dinero ya no es prometida por el banco, sino por …. -en realidad, ¿quién la promete?

Cualquiera que necesite dinero hoy en día va a un banco a pedir un préstamo. Sin embargo, un préstamo sólo se concede a quienes dan una promesa de consideración. El prestatario -el llamado receptor del préstamo- tiene que demostrar de forma creíble que prestará un servicio que le permitirá devolver el préstamo algún día. Debido a que todo el dinero corriente se emite a través de préstamos, el dinero en circulación representa las promesas de consideración de los prestatarios (!). Esto, sin embargo, significa que los prestatarios son los creadores de dinero, no el banco.

¿Y cuál es el papel del banco en todo esto? Evalúa si las promesas de contraprestación son creíbles o no, almacena los datos pertinentes en una computadora y anula los comprobantes que se han emitido una vez que las promesas se han cumplido.

Esto debería resumir la situación de manera bastante clara si no fuera por un pequeño detalle: al prestatario no se le permite crear dinero en absoluto porque la creación de dinero es el privilegio estatutario del banco. En consecuencia, el hecho de que el banco no haya creado el dinero pasa a ser totalmente irrelevante, ya que el estatus especial del banco en cualquier caso le da el poder de cobrar intereses sobre el dinero que no ha creado, a pesar de que esto es exactamente lo opuesto a los hechos. Es a los legisladores a quienes cabe culpar de esta situación, por negarle a sus ciudadanos el derecho a crear moneda. Como nadie más que el banco tiene este derecho, sólo el banco puede reclamarlo.

Para el público en general, esta inversión voluntaria de la realidad tiene consecuencias de gran alcance y dramáticas, considerando que el objetivo de cualquier moneda debería ser facilitar el intercambio de bienes y servicios. Al hacer de la creación de dinero un privilegio y negárselo a quienes realmente necesitan la moneda, estos últimos se ven obligados a una relación de dependencia que permite una explotación sistemática.

Al apoyar la petición de creación de dinero, Ud. está pidiendo a los legisladores y a los partidos políticos de tu país que reconozcan el derecho a crear una moneda y que garanticen que todos los ciudadanos puedan ejercer su derecho de forma responsable y libre. Libres de la explotación por parte de terceros, libres del miedo y las penurias, y libres de la represión estatal. Además, usted pide a sus representantes que hagan campaña en las Naciones Unidas para que el derecho a crear una moneda sea reconocido explícitamente como un derecho humano.

Para firmar este petitorio dirigirse al siguiente sitio web: http://www.moneypetition.org/the-petition/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s