¿Felices compras?

Se carrito con árbol transparenteacercan las fechas de Navidad y Año Nuevo y van a querer inyectarte el virus del #consumismo con ofertas, descuentos, Black Friday, Cyber Monday, 2×1 y propuestas similares.

“El consumismo con el cual nos han adoctrinado es una forma de esclavitud. Las cosas que pensamos poseemos, son las que realmente nos están poseyendo. El consumismo nos ha llevado a la miseria moral, social, ambiental y humana que padecemos” dicen los compañeros de Komun.org. 

Entrar en el consumismo te obliga a trabajar o producir más para poder consumir más o a endeudarte (lo cual a su vez te lleva a trabajar o producir más para poder pagar la deuda y los intereses).  Al final acabás sin poder disfrutar de tus bienes porque estás muy ocupado trabajando para poder pagarlos. La investigadora Annie Leonard lo pone muy claro en su video de 20 minutos. Por si no lo has visto todavía te lo dejo acá mismo.

“El dinero creado y controlado por las élites capitalistas es el mayor medio de opresión. En la medida de lo posible no uses “su” dinero. Hay muchos otros medios de intercambio que empoderan a la gente y a las economías locales y más justas. Hacé trueque, probá los bancos de tiempo, utilizá monedas sociales y criptomonedas éticas como #FairCoin.”

logoFairCoin

En vez de dejarte esclavizar lo que podés hacer es vivir bien. Lo que los pueblos andinos llaman el Buen Vivir o Sumak kawsay. Algunas de las cosas que podés hacer con tu poder de compra para ganar libertad personal y comenzar a crear un mercado diferente, solidario son:

  • Comprá local. A productoras locales o lo más cercano que puedas. Así reducís tu huella de carbono y no profundizás el cambio climático. Además ayudás a mantener puestos de trabajo en tu área.
  • Comprá ecológico. Alimentos orgánicos o #agroecológicos. Productos que para fabricarlos no se hayan producido daños irreparables. Evitá embalajes y descartables innecesarios. Ya hay demasiada basura en el Planeta.
  • Comprá justo. Que no haya sido producido con trabajo esclavo o infantil o precarizado. Que respete los derechos humanos y laborales y la equidad de género. Siempre que puedas comprá a cooperativas.
  • Comprá consciente. Pensá bien si realmente necesitas eso. Fundamentalmente, reducí tus necesidades, sé decrecentista. Comé menos pero mejor. Acumulá menos y disfrutá más de lo que ya tenés. Siempre que sea posible repará, recuperá, reutilizá, reciclá.

[NOTA] Este artículo es una especie de reseña del publicado por los compañeros de Komun.org ya citado más arriba. Si querés leer el articulo original completo hacé click acá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s