Experiencias hacia #BasuraCero en La Plata

Uno de los inventos del “Progreso” fue la basura, la que virtualmente no existía antes de la Revolución Industrial. En la Naturaleza no existe nada similar a “basura”. Cada proceso tomado por separado puede dejar “residuos”, que no es lo mismo. Residuo, según el diccionario de la RAE, es

1. m. Parte o porción que queda de un todo.

2. m. Aquello que resulta de la descomposición o destrucción de algo.

3. m. Material que queda como inservible después de haber realizado un trabajo u operación

Mientras que por “basura” se entiende “Residuos desechados y otros desperdicios”. Y “desperdicio” es un “Residuo de lo que no se puede o no es fácil aprovechar o se deja de utilizar por descuido”. O sea que la basura existe cuando el residuo no se usa para otra cosa.

1200px-contaminacic3b3n_en_maracaibo2c_venezuela

Contenedor repleto de bolsas de basura, en una calle de Venezuela. (Foto de The fotographer, CC BY-SA 3.0)

Pero en la Naturaleza todos los procesos están conectados en red, de manera tal que los residuos de un proceso son el alimento o insumo de otro proceso. De ahí aquello de que “en la Naturaleza nada se pierde, todo se transforma”. La industria moderna, en cambio, concibe a la Tierra a la vez como una fuente recursos inagotable y como un gran agujero negro al cual se puede tirar “cantidades industriales” de basura indefinidamente. Y esta creencia, por supuesto, es falsa. Por empezar, la industria ha inventado innumerables materiales sintéticos, que la Naturaleza no puede reutilizar en ninguno de sus ciclos de materia.

12_ciclos

La materia y la energía en los ecosistemas – Tomado de http://www.quimicaweb.net/grupo_trabajo_ccnn_2/tema12/

Quienes hemos nacido después de la Segunda Guerra Mundial hemos naturalizado la basura. Tendemos a creer que es inevitable y que no tiene nada de malo. Sin embargo el problema de la basura ya ha alcanzado dimensiones insostenibles y es tiempo de que tomemos conciencia de la irracionalidad de nuestras prácticas de consumo y que nos hagamos responsables de sus consecuencias.

Leiste bien, si. El “nuestras” incluye tus prácticas. Te puede parecer incómodo o trabajoso modificarla, pero la situación a la que nos está llevando mantenerlas será mucho más incómoda y trabajosa. Las personas que van tomando conciencia y haciéndose responsables van adoptando estilos de vida menos consumistas, conocidos como “simplicidad voluntaria”, “decrecimiento”, “consumo responsable” o “basura cero”.

Basura cero es no generar basura. Basura cero NO ES reciclar la basura. Basura cero NO ES  incinerarla para no tener rellenos sanitarios.  Basura cero es no producir basura. ¿Te parece imposible? ¡Para nada! Sí puede ser difícil cambiar de un día para el otro. Pero podés tener a basura cero como horizonte, y ponerle un plazo para alcanzarlo, o proponerte “hitos” progresivos de acercamiento.

Si la industria cambiara sus paradigmas de diseño hacia una economía circular, como el llamado cradle to cradle y si existieran políticas públicas que privilegiaran el bien común por sobre la rentabilidad y el cuidado de la vida y del ambiente por sobre la protección a la propiedad privada, los consumidores la tendríamos más fácil para no generar basura. Pero si seguimos en la corriente irracional del consumo irresponsable no es sólo por culpa de las empresas y los gobiernos. También es algo que la mayoría de nosotros estamos eligiendo cada día, por comodidad o por costumbre.

El miércoles 24/10 a las 19 hs. en el aula 105 de la Facultad de Ciencias Económicas de la UNLP, vas a poder conocer tres experiencias platenses que van en la dirección basura cero. Que demuestran que sí se puede vivir sin generar basura, o reducir progresivamente el volumen de basura que vos generás. Vas a poder conocer experiencias individuales y comunitarias, en las que inspirarte para tomar tus propias decisiones tendientes a ser más responsable como consumidor y como ciudadano .

Banner

  1. Agustina San Millan, oriunda de la ciudad de Paraná provincia de Entre Ríos, comenzó en el 2016, un camino que parecía difícil pero no imposible: asumir responsabilidad por sus residuos domiciliarios y dejar de sacar la bolsa de basura semanal. Este recorrido comenzó a visibilizarlo por redes sociales, mostrando trucos, aprendizajes y las complejidades e imponderables del camino hacia la basura cero. De esta búsqueda surgió su emprendimiento “Las simples cosas”, donde combina el activismo con la posibilidad de acercar productos que nos ayudan a mejorar el impacto de nuestras acciones cotidianas.
  2. Rocío Rôo, de la ONG Barrio Hipódromo Sustentable nos contará cómo se organizaron los vecinos de ese barrio a comienzos de 2018 para separar sus residuos en origen de manera responsable. A partir de la creación de una compostera comunitaria y la apertura de un Centro de Acopio de Material Reciclable o “Punto Azul”, se organizaron en distintos ejes de Ciudadanía Sustentable.
  3. El Proyecto Punto Azul es una red de centros de acopio de material reciclable realizado por manos cartoneras, organizadas en el Movimiento de Trabajadorxs Excluidxs (MTE) y la Federación Argentina de Cartoneros y Recicladores. Cuenta con una red de Promotoras Ambientales que trabajan en los territorios donde se encuentran ubicados los Puntos Azules, para concientizar y formar a lxs vecinxs, comerciantes y consumidores en la correcta gestión de sus Residuos. Nos contarán en esta oportunidad, los desafíos de la gestión social del reciclado y sus perspectivas a futuro.

Podés reservar tu lugar ya mismo en el evento de Facebook o en el de Eventbrite

¡Te esperamos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s